Electrificar la industria y descarbonizarla

Sustituir el silicio por nuevos materiales más eficientes y fiables es un gran reto para lograr que la industria reemplace tecnologías que usan combustibles fósiles por otros basados en la electricidad.

La electrificaci√≥n de la industria consiste en la sustituci√≥n de procesos y tecnolog√≠as que utilizan combustibles f√≥siles (fuentes de energ√≠a emisoras de gases de efecto invernadero) por procesos basados en electricidad ‚Äúlimpia‚ÄĚ proveniente de fuentes renovables. Uno de los principales obst√°culos para conseguir esta implantaci√≥n es conectar dichas fuentes con una red de distribuci√≥n flexible, eficiente y estable, algo para lo que la electr√≥nica de potencia y los superconductores buscan una respuesta.

La electrificaci√≥n es fundamental para intentar descarbonizar la industria, que es responsable de un 30% de las emisiones de CO2 en el mundo, seg√ļn recoge el Libro Blanco sobre Energ√≠a limpia, segura y eficiente del CSIC.

Para cumplir los objetivos europeos de emisiones de di√≥xido de carbono para 2050, es necesario aumentar el porcentaje de energ√≠a el√©ctrica proveniente de fuentes renovables empleada por la industria desde el 7% actual hasta el 48%, seg√ļn datos de IRENA (International Renewable Energy Agency).

La electr√≥nica de potencia es la rama de la ciencia que se encarga de la conversi√≥n eficiente de la energ√≠a el√©ctrica y es una de las tecnolog√≠as clave para conseguir la electrificaci√≥n industrial y contribuir a la descarbonizaci√≥n del sector. Est√° en el coraz√≥n de las turbinas e√≥licas, los coches el√©ctricos o las plantas fotovoltaicas y es fundamental para aprovechar la generaci√≥n de energ√≠a renovable. Adem√°s, alrededor del 30% de la energ√≠a el√©ctrica que se genera utiliza electr√≥nica de potencia en alg√ļn punto de la cadena de producci√≥n y se espera que su uso aumente hasta el 80% en la pr√≥xima d√©cada.

Lee la entrada completa en el blog lasendadeapolo.es/2022/05/31/e

La herencia que esconde nuestra piel

La diversidad no es lo que cre√≠amos. Es mucho menos evidente de lo que parece, porque no siempre se reconoce a simple vista. Esto es lo que deja claro el divulgador Carl Zimmer en el libro Tiene la sonrisa de su madre (Capit√°n Swing), publicado en espa√Īol y que fue elegido ‚ÄėLibro de ciencia del a√Īo‚Äô, en 2018, por el peri√≥dico The Guardian.

Se trata de aprender sobre las aparentes similitudes y diferencias que se esconden bajo la piel de las personas, en una época en que la diversidad se ha convertido en un término de controversia. Para algunos, lo diverso constituye una virtud y riqueza para las sociedades; para otros, un problema, cuando temen que sus propias tradiciones, costumbres o rasgos físicos se diluyan.

Zimmer explica en su ensayo que si tuvi√©ramos que encontrar similitudes gen√©ticas con las personas de otros continentes, dif√≠cilmente acertar√≠amos con solo nombrarnos o mirarnos. Las variantes gen√©ticas que subyacen a nuestros rasgos son invisibles a los ojos, decenas de miles de a√Īos despu√©s de las primeras migraciones humanas.

En efecto, hace entre 50 000 y 80 000 a√Īos, un grupo de humanos se expandi√≥ fuera de √Āfrica y, seg√ļn nos cuenta el autor, hoy esas variantes gen√©ticas se encuentran en Australia y en la India, entre otras regiones. Entretanto, la mutaci√≥n de un gen redujo dr√°sticamente un pigmento de la piel y los cazadores recolectores continuaron abriendo rutas hacia el norte y el oeste.

Tiene la sonrisa‚Ķ, con traducci√≥n de Patricia Teixidor, contiene casi 700 p√°ginas de un relato ameno sobre esto que ahora est√° en boca de todos. Porque de estudios gen√©ticos se habla actualmente en casi todos los campos de la ciencia, desde la biomedicina, para desentra√Īar causas y posibles dianas terap√©uticas de patolog√≠as raras, a la paleontolog√≠a, cuando se desentierran y se datan huesos f√≥siles de dinosaurios.

Pero la gen√©tica tambi√©n ocupa algunas p√°ginas de la prensa del coraz√≥n, cuando los famosos acuden a un banco de donantes de √≥vulos o espermatozoides para tener hijos (o nietos). Adem√°s, en estos √ļltimos tiempos, hemos conocido la noticia del indulto a una mujer ‚ÄĒacusada a matar a sus cuatro hijos‚ÄĒ al descubrir que todos hab√≠an padecido la misma enfermedad hereditaria fatal. En el otro extremo, los estudios gen√©ticos permitieron procesar a un hombre que se sospecha ha tenido m√°s de 550 hijos por su compulsi√≥n a donar esperma.

El ADN antiguo demostró que los blancos no comparten un vínculo genéticoprofundo y puro que se remonte a los primeros días de la ocupación humana de Europa. Los primeros Homo sapiens que llegaron a Europa no tienen ninguna relación directa con los europeos actuales.

De hecho, las personas europeas pueden rastrear su ascendencia hasta los pueblos que llegaron al continente en una serie de oleadas separadas por miles de a√Īos, como para dejar claro que hay parentescos que desconocemos y desconocidos a quienes nos unen m√°s genes que quiz√° no se expresen en el tono de piel o en el pelo rizado.

Este es un libro para aprender de historia y de ADN. Hay en √©l entretenidos pasajes que derriban creencias o √°reas de desconocimiento que ten√≠amos. Gracias a la recopilaci√≥n cient√≠fica y las an√©cdotas del autor sabremos que hay m√°s variabilidad gen√©tica dentro de √Āfrica que entre algunas poblaciones africanas y cauc√°sicasprocedentes de otros continentes.

Lee la rese√Īa completa en el blog lasendadeapolo.es/2023/09/20/l

Fotomicrograf√≠a o las instant√°neas de lo ‚Äėinvisible‚Äô

Al mismo tiempo que los telescopios espaciales nos cautivan con im√°genes imponentes de galaxias, nebulosas y c√ļmulos de estrellas lejanas, los bi√≥logos se valen de poderosos nuevos microscopios con los que retratan un universo igualmente fascinante pero cercano, bajo nuestras narices.

A mediados del siglo XIX, un joven cometi√≥ un error que desencaden√≥ una revoluci√≥n en la moda, el arte, las ciencias y la medicina. Era un tiempo en el que cientos de soldados brit√°nicos contra√≠an malaria en zonas tropicales, un panorama desolador que motiv√≥ a los qu√≠micos a emprender una carrera para sintetizar de forma artificial la quinina. Esta sustancia natural, rid√≠culamente cara, se extra√≠a de la corteza de los bosques lluviosos de los Andes y era el √ļnico remedio conocido contra la enfermedad.

Entre ellos se encontraba un aprendiz de 19 a√Īos llamado William Henry Perkin. En la Semana Santa de 1856, mientras su maestro August Wilhelm von Hofmann visitaba a su familia en Alemania, este muchacho aprovech√≥ la oportunidad y realiz√≥ toda clase de experimentos en el laboratorio de su casa en Londres. Eligi√≥ un ingrediente barato, alquitr√°n de hulla, desecho de la iluminaci√≥n de gas victoriana. Solo conoci√≥ el fracaso: en lugar de producir quinina, sus vasos de precipitados se llenaron con un lodo marr√≥n sucio. Pero cuando intent√≥ limpiarlos con alcohol, Perkin advirti√≥ algo inusual: aquel material conten√≠a una sustancia de tonalidad p√ļrpura capaz de te√Īir la seda. Accidentalmente, hab√≠a obtenido el primer colorante sint√©tico: el color malva.

Por entonces, los colorantes naturales eran extremadamente costosos, indicadores de status y exclusivos de ricos y poderosos. Desde la √©poca romana, se extra√≠an de plantas y de moluscos. Hac√≠a falta hervir miles de caracoles marinos para extraer el tinte p√ļrpura y colorear una prenda. El desarrollo de Perkin lo cambi√≥ todo y produjo una explosi√≥n de color. Aunque no solo revolucion√≥ la moda. Tambi√©n inaugur√≥ una nueva era de la qu√≠mica org√°nica. Signific√≥ el nacimiento de una industria que desde entonces nos ha dado nuevas pinturas, f√°rmacos, explosivos e innovaciones como el caucho sint√©tico, el nailon y el poli√©ster.

En especial, incit√≥ una transformaci√≥n en el conocimiento de la naturaleza interior. Como cuenta el periodista Simon Garfield en su libro Mauve: How One Man Invented a Color That Changed the World, estos tintes sint√©ticos de color p√ļrpura fueron usados por bi√≥logos como el alem√°n Walther Flemming para colorear las c√©lulas y estudiar los cromosomas bajo el microscopio. Eso gener√≥ un boom en el desarrollo de la gen√©tica; Por sus propiedades, las tinturas se pegaban a ciertas partes de la c√©lula y comenzaron a verse procesos que antes no se percib√≠an.

Los microscopios hab√≠an abierto la puerta a un universo desconocido. Los colorantes y en especial la fotomicrograf√≠a ‚ÄĒla fotograf√≠a de objetos bajo un microscopio‚ÄĒ lo democratizaron. Desde entonces, gracias a instrumentos cada vez m√°s potentes, ciencia y arte se han unido para estimular una mayor apreciaci√≥n del mundo natural.

As√≠ podemos ver, por ejemplo, el impactante v√≠deo del interior de un embri√≥n de pez cebra grabado por el bi√≥logo Eduardo Zattara, que obtuvo el primer puesto en la competici√≥n Nikon Small World in Motion de 2022. En √©l se advierte la migraci√≥n celular en este animalito tan apreciado por la ciencia. A lo largo de su desarrollo, este organismo pasa de tener una sola c√©lula a dividirse en muchas otras que deben ubicarse en su lugar para desempe√Īar funciones espec√≠ficas.

Lee el resto de la entrada en el blog lasendadeapolo.es/2022/12/31/f

Lo que contaminan los vaqueros

Seg√ļn un nuevo estudio, los vaqueros azules son una fuente importante de contaminaci√≥n por microfibras en oc√©anos y lagos.

Un par de jeans puede liberar más de 50.000 microfibras por lavado. Lo cual es un problema medioambiental relevante si tenemos en cuenta que aproximadamente la mitad de la población mundial usa esta prenda de ropa.

Durante el estudio, los científicos detectaron que las microfibras comprendían entre el 87% y el 90% de las partículas antropogénicas que se encuentran en los sedimentos del archipiélago ártico canadiense, los Grandes Lagos Laurentian y los lagos suburbanos poco profundos en el sur de Ontario. Del veintiuno al cincuenta y uno por ciento de todas las microfibras en los sedimentos eran celulosa antropogénicamente modificada (AC), de las cuales 40-57% eran microfibras de mezclilla índigo (12-23% de todas las microfibras analizadas).

Las microfibras del lavado de jeans fueron consistentes en composición química y morfología con las que se encuentran en el medio ambiente.

Seg√ļn concluye el estudio, los vaqueros azules son un indicador de la carga generalizada de contaminaci√≥n antropog√©nica al aumentar significativamente la acumulaci√≥n ambiental de microfibras desde las regiones templadas hasta las √°rticas.

Lee la entrada completa en el blog lasendadeapolo.es/2020/11/21/l

Evidencias de triptófano en el espacio

El triptófano es uno de los 20 aminoácidos que se consideran esenciales para la formación de proteínas, macromoléculas clave para el desarrollo de la vida en la Tierra. Este aminoácido presenta muchas huellas espectrales en el rango del infrarrojo, tal y como había caracterizado previamente en el laboratorio la investigadora del IAC Susana Iglesias-Groth. Utilizando datos del observatorio espacial Spitzer…

lasendadeapolo.es/2023/09/19/e

Agua de lluvia no potable

Incluso en lugares remotos, como la Antártida o la meseta del Tíbet, llueve agua contaminada por agentes químicos sintéticos perfluoroalquilados y polifluoroalquilados (PFAS). Un equipo de investigación europeo asegura que se ha superado su límite planetario, teniendo en cuenta que son compuestos tóxicos persistentes y se propagan por la atmósfera.

Existen una serie de contaminantes que el hombre ha producido en grandes cantidades, como los compuestos polifluoroalquilados y perfluoroalquilados (PFAS, por sus siglas en ingl√©s). Estos agentes qu√≠micos, conocidos como ‚Äėsustancias qu√≠micas para siempre‚Äô, se pueden encontrar desde en textiles, pinturas, cajas de pizza o productos de limpieza hasta en la espuma para combatir los incendios.

Son peligrosas para la salud humana y los ecosistemas, porque su toxicidad es persistente, se extiende por la atmósfera y pueden encontrarse en el agua de lluvia y nieve de las regiones más recónditas del planeta. Además, si el cuerpo humano los absorbe a través de los alimentos o el agua, este los acumula.

Si bien es cierto que en los √ļltimos veinte a√Īos los valores de PFAS en el agua potable, las aguas superficiales y los suelos han disminuido dr√°sticamente, debido a su prohibici√≥n y legislaci√≥n sobre su uso al conocer su alta toxicidad, un estudio apunta que se ha superado el l√≠mite planetario de los niveles establecidos.

El nivel general de conocimiento de los efectos en la salud humana de la exposici√≥n a los PFAS es desigual seg√ļn el pa√≠s o la regi√≥n. En general es bajo y se podr√≠a hacer m√°s para comunicar el problema. Es necesariio que la gente tenga un nivel de concienciaci√≥n similar al de la contaminaci√≥n por pl√°sticos.

Lee la entrada completa en el blog lasendadeapolo.es/2022/08/20/a

Cambiar nuestra alimentación para preservar los ecosistemas.

En los √ļltimos a√Īos se ha generado un intenso debate sobre la necesidad de cambiar nuestros h√°bitos alimentarios por diversos motivos, entre los que se encuentra la preservaci√≥n de los ecosistemas y los equilibrios planetarios.

En el origen de estos debates hay varios informes y artículos científicos. En ellos se alerta sobre las consecuencias negativas de mantener las actuales tendencias de producción y consumo de alimentos, y se informa de las opciones para mantener los sistemas alimentarios dentro de los límites planetarios.

La alimentaci√≥n es una de las actividades humanas con un mayor impacto ambiental. No es la √ļnica, pero s√≠ una de las m√°s importantes. Por eso es urgente cambiar nuestros patrones actuales para mejorar el estado del planeta, al tiempo que obtenemos beneficios econ√≥micos y de salud.

La cara B de la alimentación
Uno de los impactos que más preocupan de los actuales sistemas agroalimentarios es su gran contribución al cambio climático. La alimentación en su conjunto es responsable del 26 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Estas emisiones se producen en toda la cadena de valor, desde la producción animal y vegetal (52 % y 29 % del total de los sistemas alimentarios, respectivamente), su procesado y empaquetado (9 %) y el transporte y distribución (9 %). Un tercio de estas emisiones corresponden a pérdidas y desperdicios alimentarios.

Además, la forma en que producimos y consumimos alimentos en la actualidad está afectando gravemente a los ecosistemas y a la biodiversidad. Se estima que desde inicios del siglo pasado la abundancia de especies nativas se ha visto reducida en un 20 % a nivel global, en gran medida por la sobreexplotación y degradación de los ecosistemas derivadas de la producción agroalimentaria.

Lee el resto de la entrada en el blog lasendadeapolo.es/2021/01/19/c

C√≥mo se consum√≠a carne en la antig√ľedad puede ser clave para combatir el cambio clim√°tico.

Un proyecto de la Instituci√≥n Mil√° y Fontanals (IMF) del CSIC ha analizado m√°s de 200.000 restos animales en m√°s de un centenar de yacimientos entre la Edad de Bronce (siglo XII a.C) y la Antig√ľedad tard√≠a (siglo VI d.C). En este periodo, los cambios pol√≠ticos y econ√≥micos determinaron la evoluci√≥n del consumo de carne y, por tanto, la elecci√≥n de las especies dom√©sticas y su tama√Īo, llegando a aumentar un 30% en √©poca romana. Este trabajo podr√≠a ser clave en el desarrollo de pol√≠ticas m√°s sostenibles que ayuden a combatir el cambio clim√°tico mediante una mejor integraci√≥n de la ganader√≠a extensiva, respetuosa con los recursos locales y con razas adaptadas a cada regi√≥n.

Los huesos enterrados bajo nuestros pies nos muestran cómo la ganadería se ha ido adaptando a los cambios políticos, económicos, ambientales y tecnológicos a lo largo de la historia.

El proyecto ZooMWest, financiado con m√°s de un mill√≥n de euros por el Consejo Europeo de Investigaci√≥n (ERC, por sus siglas en ingl√©s), detalla la evoluci√≥n de la ganader√≠a de la pen√≠nsula Ib√©rica y el norte-centro de Italia a lo largo de 1.700 a√Īos. S√≥lo en el noreste, se han analizado m√°s de 90.000 restos animales pertenecientes a 101 yacimientos ubicados en las regiones de Gerona, Tarragona, L√©rida y Barcelona. Este recorrido ganadero entre los siglos XIII a.C y VII d.C, es decir, entre la Edad del Bronce y la Antig√ľedad tard√≠a, refleja el predomino de dos modelos productivos determinados por el contexto pol√≠tico y econ√≥mico de cada √©poca.

En sistemas econ√≥micos m√°s locales, la ganader√≠a se ajusta a las condiciones ecol√≥gicas de cada zona y los animales son m√°s peque√Īos. En cambio, en sistemas econ√≥micos m√°s grandes, como en √©poca romana, se prioriza la producci√≥n de cerdo y vacuno, y los animales son m√°s grandes.

Lee el resto de la entrada en el blog lasendadeapolo.es/2022/09/10/c

Superimagen en color de Caronte, la luna más grande de Plutón, tomada por la sonda New Horizons de la NASA. Descubierta en 1978 por el astrónomo del Observatorio Naval de los Estados Unidos James W. Christy, Caronte tiene un diámetro de 1.208 y una accidentada superficie de 4 580 000 km².

MOXIE, el experimento de la NASA para producir oxígeno en Marte

El experimento MOXIE ha estado produciendo oxígeno con éxito a partir de la atmósfera rica en dióxido de carbono del planeta rojo desde febrero de 2021, cuando aterrizó en la superficie marciana como parte de la misión del Perseverance de la NASA. Los ingenieros ya planean una versión ampliada, con vista a futuras expediciones tripuladas.

En la roja y polvorienta superficie de Marte, a casi 160 millones de kil√≥metros de la Tierra, un instrumento con forma de caja, desarrollado por ingenieros del Instituto de Tecnolog√≠a de Massachussets (MIT), ha demostrado que puede hacer de forma fiable la funci√≥n de un √°rbol peque√Īo.

El experimento MOXIE (Mars Oxygen In-Situ Resource Utilization Experiment) ha estado produciendo oxígeno con éxito a partir de la atmósfera rica en dióxido de carbono del planeta rojo desde febrero de 2021, cuando aterrizó en la superficie marciana como parte de la misión del Perseverance de la NASA.

En un estudio publicado en la revista Science Advances, los autores indican que a finales de 2021 MOXIE fue capaz de producir ox√≠geno en siete ensayos, en distintas condiciones atmosf√©ricas, durante el d√≠a y la noche, y a trav√©s de diferentes estaciones marcianas. En cada uno de los experimentos, el instrumento alcanz√≥ su objetivo de producir seis gramos de ox√≠geno por hora, m√°s o menos el ritmo de un √°rbol peque√Īo en la Tierra.

Lee el resto de la entrada en el blog lasendadeapolo.es/2022/09/24/m

El dinosaurio que da nuevas claves para conocer la evolución de las aves

Algunos de los fósiles del Jurásico mejor conservados del planeta se encuentran en el noroeste de China, concretamente en la Biota de Yanliao. También se conservan otros en Alemania, en la caliza de Solnhofen del Jurásico superior, donde hallaron restos del género extinto de aves primitivas Archaeopteryx, el avial más antiguo conocido hasta la fecha que pudo haber volado. Sin embargo, la escasez…

lasendadeapolo.es/2023/09/16/f

La nebulosa del Anillo a través del James Webb

Un equipo científico internacional, en el que participa personal investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), comparten la intrincada y etérea belleza de la nebulosa Messier 57 con un detalle sin precedentes, proporcionando una visión fascinante de esta maravilla celeste. Para muchas personas aficionadas al cielo, la Nebulosa del Anillo es un objeto conocido, situado en la constelación de Lyra y visible…

lasendadeapolo.es/2023/09/12/l

El cementerio de mascotas del siglo I de Berenice (Egipto) lasendadeapolo.es/2021/04/02/e Entre los animales enterrados hace 1.900 a√Īos en un cementerio de Egipto han sido identificadas unas mascotas. Este sorprendente hallazgo muestra que los humanos tenemos una profunda necesidad de la compa√Ī√≠a de los animales desde la antig√ľedad.

Los animales enterrados en los siglos I y II a las afueras del antiguo puerto de Berenice Troglodytica, en la costa egipcia del mar Rojo, son mascotas que murieron por causas naturales y no fueron sacrificados con fines religiosos, asevera la arqueóloga artífice del descubrimiento Marta Osypinska en un comentario publicado en LiveScience.

El cementerio de animales, descubierto en el 2011, cuenta con 585 esqueletos, de los cuales 536 pertenecen a gatos, 32 a perros y 15 a monos. Asimismo, se han hallado los restos de un zorro y un halc√≥n. Ninguno de ellos fue momificado y, adem√°s, algunos fueron colocados en ata√ļdes improvisados. Por ejemplo, un perro estaba envuelto en una estera de hojas de palma y alguien hab√≠a colocado cuidadosamente dos mitades de una vasija grande (√°nfora) sobre su cuerpo. En otro caso, un mono macaco fue enterrado con tres gatitos, una canasta de pasto, tela, fragmentos de vasija (uno de los cuales cubr√≠a a un lech√≥n) y dos conchas muy hermosas del Oc√©ano √ćndico apiladas contra su cabeza.

Aunque la mayor√≠a de los animales pudieron ser √ļtiles cazando ratones o cuidando los hogares, algunos eran demasiado d√©biles como para mantenerlos, atendiendo al menos a una raz√≥n pr√°ctica. As√≠, entre los perros hab√≠a animales desdentados por la vejez y tres de ellos eran de un tama√Īo menor que el de los gatos. Adem√°s, algunos de los gatos usaban collares, a veces muy preciosos y exclusivos.

La durabilidad del hormig√≥n romano lasendadeapolo.es/2023/01/17/l Hasta ahora se pensaba que los trocitos de cal que aparec√≠an en el hormig√≥n del Imperio romano eran fruto de mezclas descuidadas o materias primas de mala calidad, pero en realidad aportaron una capacidad de ‚Äėautocuraci√≥n‚Äô a este milenario material, seg√ļn un estudio internacional. El hallazgo podr√≠a tener aplicaci√≥n en las construcciones modernas.

Los antiguos romanos eran maestros de la ingeniería y construyeron vastas redes de carreteras, acueductos, puertos y enormes edificios, cuyos restos han sobrevivido dos milenios. Muchas de estas estructuras se construyeron con hormigón.

El famoso Pante√≥n de Roma, por ejemplo, que tiene la c√ļpula de hormig√≥n no armado m√°s grande del mundo y fue inaugurado en el a√Īo 128 d. C., sigue intacto, y algunos acueductos romanos siguen suministrando agua a Roma. Mientras tanto, muchas estructuras modernas de hormig√≥n se han derrumbado al cabo de unas d√©cadas.

Los investigadores llevan décadas intentando descubrir el secreto de este antiguo material de construcción ultrarresistente, sobre todo en estructuras que soportaban condiciones especialmente duras, como muelles, alcantarillas y malecones, o las construidas en lugares sísmicamente activos.

Ahora, un equipo internacional de científicos ha examinado el hormigón que usaban los antiguos romanos y cree haber dado con la clave: la cal viva.

La astronom√≠a en el antiguo Egipto desde una perspectiva cultural lasendadeapolo.es/2023/07/22/l La editorial Springer publica el libro ¬ęLa astronom√≠a del Egipto antiguo: una perspectiva cultural¬Ľ del investigador del Instituto de Astrof√≠sica de Canarias (IAC) Juan Antonio Belmonte y el egipt√≥logo de la Universidad Aut√≥noma de Barcelona (UAB) Jos√© Lull. La obra analiza y sintetiza el conjunto de investigaciones de los √ļltimos dos siglos en torno a la cosmogon√≠a y la cosmovisi√≥n del Egipto antiguo junto a investigaciones de rabiosa actualidad.

La astronom√≠a fue un elemento clave de la cultura egipcia y constituy√≥ una de las herramientas m√°s poderosas de la que se sirvi√≥ esta civilizaci√≥n en su b√ļsqueda de la Maat, el equilibrio y la armon√≠a c√≥smicos. Los antiguos egipcios catalogaron estrellas, hicieron un preciso seguimiento de los movimientos del Sol y de la Luna, idearon constelaciones a partir de grupos de estrellas, elaboraron un calendario de 365 d√≠as, etc.

Sintetizar y analizar el corpus internacional de investigaciones de los √ļltimos dos siglos, con especial incidencia en las √ļltimas tres d√©cadas, en torno al conocimiento astron√≥mico de esta antigua cultura es el objetivo principal del libro Astronomy in ancient Egypt: a cultural perspective que acaba de publicar la prestigiosa editorial Springer, en el marco de su serie sobre ¬ęAstronom√≠a Hist√≥rica y Cultural¬Ľ.

La Se√Īora del Marfil lasendadeapolo.es/2023/07/15/l En 2008, se descubri√≥ un individuo en una tumba megal√≠tica del yacimiento Valencina de la Concepci√≥n-Castilleja de Guzm√°n (Sevilla), conocido de forma abreviada como Valencina. La dataci√≥n se√Īal√≥ que era de la Edad del Cobre, entre los a√Īos 2900 y 2650 a. C.

Adem√°s de ser un raro ejemplo de enterramiento ocupado por una sola persona, la tumba conten√≠a un gran n√ļmero de objetos de valor, lo que sugiri√≥ que su ocupante ‚Äďque en un principio se pens√≥ que era un joven var√≥n de entre 17 y 25 a√Īos‚Äď ten√≠a un alto estatus social.

Ahora, investigadores de la Universidad de Sevilla (US) y otros centros académicos de Viena (Austria) informan en la revista de acceso abierto Scientific Reports de que no era un hombre, sino una mujer: el sujeto más destacado en la península ibérica durante aquella época.

Los vikingos y las evidencias gen√©ticas m√°s antiguas de la viruela lasendadeapolo.es/2021/10/02/l En 1980, la viruela se convirti√≥ en la primera y, hasta ahora, √ļnica enfermedad en ser erradicada en todo el mundo. Sin embargo, su origen y evoluci√≥n siguen sin estar claros. Un equipo internacional ha reconstruido el genoma del pat√≥geno a partir de dientes y huesos humanos de la √©poca vikinga, en el a√Īo 600 d.C. La presencia del virus en esta fecha lo sit√ļa unos mil a√Īos antes de la evidencia m√°s antigua que se ten√≠a hasta el momento.

Las marcas cut√°neas observadas en la momia de Rams√©s V, fallecido en el a√Īo 1757 a.C., sugieren que el antiguo Egipto pudo ser una regi√≥n donde ya circulaba el virus de la viruela (Variola major virus o VARV). Pero a pesar de estas observaciones y de los registros escritos, esta antig√ľedad no est√° a√ļn demostrada.

Hasta ahora, la referencia genética más antigua de este virus databa del siglo XVII, época a la que pertenece una momia lituana de la que se aisló una secuencia genómica del virus. Sin embargo, tanto el origen como la evolución del virus, que solo en el siglo XX causó entre 300 y 500 millones de muertes en todo el mundo, siguen siendo un misterio.

Una nueva investigaci√≥n, publicada en la revista Science, aporta evidencias unos 1.000 a√Īos m√°s antiguas de las que se ten√≠an, gracias a la secuenciaci√≥n del genoma del virus en 11 individuos que vivieron durante la edad vikinga (entre los a√Īos 600 y 1000) al norte de Europa. El trabajo ha permitido, adem√°s, la reconstrucci√≥n casi completa del genoma del virus en cuatro de ellos a partir de dientes y huesos humanos.

La viruela ya circulaba ampliamente en el a√Īo 600 en esa regi√≥n y, por lo tanto, en el resto del continente. Esto refuta las afirmaciones de que el virus solo se introdujo y fue end√©mico despu√©s de la √©poca medieval.

Un nuevo estudio ha descubierto que la contaminación del aire impide que las abejas y otros insectos polinizadores encuentren flores, porque la polución ambiental degrada el aroma de estas. ow.ly/mRHO50PJCBn

Identificadas dos nuevas especies de pterosaurios en el hemisferio sur lasendadeapolo.es/2022/04/02/i Hace m√°s de 205 millones de a√Īos, los pterosaurios estaban tambi√©n en los cielos del hemisferio sur, sobrevolando las cabezas de antiguos dinosaurios carn√≠voros y herb√≠voros gigantes, tortugas y peque√Īos antecesores de los mam√≠feros.

Un equipo de científicos argentinos acaba de extender las ramas del árbol genealógico de estos reptiles voladores al identificar en el país sudamericano los restos fósiles pertenecientes a dos nuevas especies: Yelaphomte praderioi y Pachagnathus benitoi. Los resultados se publican en la revista Papers in Palaeontology.

Este descubrimiento demuestra que en el Tri√°sico, a√ļn en el amanecer de estos animales, los pterosaurios viv√≠an y ya estaban diversificados en el hemisferio sur.

Todavía se debate el momento de la aparición de estos parientes alados y lejanos de los dinosaurios. Hasta el momento, la hipótesis imperante indica que se habrían originado en el hemisferio norte. Los fósiles de pterosaurios más antiguos conocidos han sido hallados en los Alpes, en Groenlandia y en EE UU. La nueva investigación, aunque no la contradice, pone dudas al respecto.

Estos nuevos hallazgos proporcionan evidencia de una distribución global más amplia y una diversidad significativamente mayor de pterosaurios casi desde el comienzo de su historia evolutiva.

Show more
Qoto Mastodon

QOTO: Question Others to Teach Ourselves
An inclusive, Academic Freedom, instance
All cultures welcome.
Hate speech and harassment strictly forbidden.